Figuras ahogadas en el alcohol que quedan vivas para contarlo

Sandy Reyes tenía solo 11 años de edad cuando las necesidades eco­nómicas y pro­blemas familiares lo lleva­ron a buscar refugio en las calles, en donde conoció las bebidas alcohólicas.

El merenguero dominica­no pasó una buena parte de su vida haciendo de este há­bito su refugio, que se con­virtió un vicio y con el que tuvo que luchar por mucho tiempo, recuperándose de milagro.

Otros ejemplos de sobre­vivencia son los de Fernan­do Villalona, Alex Bueno, Felipe Polanco o Rafely Rosa­rio.

La dependencia del al­cohol ha llevado a muchos artistas a bajar estrepitosa­mente de la cima y verse en la más absoluta miseria eco­nómica y emocional.

Algunos batallan duran­te años con este vicio mal­dito. El merenguero puerto­rriqueño Manny Manuel es uno de esos. En estos días se encuentra recluido en una clínica tras experimentar una recaída.

El cantante, que tuvo sus momentos de gloria en los años 90, ha navegado en los vicios y el alcoholismo, si­tuación que le ha provoca­do desaciertos en su vida.

Episodio en España

En febrero del 2019 la pren­sa recogía la noticia sobre el incidente, ocurrido en Espa­ña, cuando Manny fue “in­capaz” de cantar por estar aparentemente bajo la in­fluencia del alcohol.

No se trataba de un ca­so aislado, ya que el meren­guero había tenido varios accidentes por conducir en estado de embriaguez, en su natal Puerto Rico.

Wilfrido Vargas también pasó por la vida turbulen­ta del consumo de alcohol inadecuado, del cual se li­beró. Recientemente salió a defender su honor y a ex­plicar que no consume alco­hol, luego de que en Puerto Rico se le acusara de reali­zar una entrevista en estado de ebriedad.

“Llevo más de treinta años que no consumo bebi­das embriagantes ni contro­ladas”, expuso Wilfrido en entrevista con Univisión.

El milagro de Boruga

Concluyendo la década del 90 y los primeros años del nuevo siglo el humorista Fe­lipe Polanco “Boruga” tocó fondo fruto del alcoholismo que dominaba su vida y que lo mantuvo en un largo le­targo profesional.

En dos oportunidades Boruga confesó que inten­tó suicidarse producto de los efectos del alcohol, al cual le dedicaba más de 65 por ciento de su tiempo du­rante el día, así hacía saber al ofrecer su testimonio al LISTÍN DIARIO hace unos años.

El popular comediante conoció de la religión cris­tiana experimentando un cambio de vida: “Ahora soy un hombre más abierto. An­tes era una pared de ladri­llos, no hablaba con nadie, me creía dueño del mundo. Mi misión es demostrar que el que sigue a Jesucristo es una persona alegre, llena de vida y proyectos”.

Rafely Rosario

Desde muy joven Rafely “le cogió el gustico” a la be­bida. Sus problemas con los vicios se convirtieron en un revés para la carrera del merenguero, que en el 2014 le pegó el más fuerte susto a sus padres cuando desapareció por unos días y luego fue encontrado un hospital en Nueva Jersey, Estados Unidos, afectado por una depresión.

Tras superar las adiccio­nes confesó que tuvo debi­lidades como ser humano y que iniciando su carrera en­frentó serios problemas con el alcohol, de tal manera, “que subía a las tarimas pa­sado de contento”.

“No puedo mentir, cier­tamente tuve graves pro­blemas con el alcohol, por la inexperiencia subía a las tarimas ‘sabroso’, pero todo eso fue parte de un proceso que me obligó a levantar ca­beza”, reveló el merengue­ro que ha experimenta un cambio en su vida.

Rafely no solo ha superado las adicciones, el año pasado se sometió a un régimen alimenticio y logró bajar considerablemente de peso.

+ El testimonio de Alex Bueno

La familia de Alex Bueno le pidió que cuando ofreciera entrevistas a los medios no hablara de los problemas adictivos que tuvo, pero el merenguero dice ser ejemplo de superación, así que siempre se ha referido, sin tapujos, a los momentos que atravesó por una fuerte adicción a las drogas y luego al alcohol.

Durante una intervención en el programa “Esta noche Mariasela” (Color Visión) dijo que alcohol es peor que las drogas porque es más fácil de conseguir donde sea y a la hora que sea.

“Yo no me dormía sino dejaba mi botella de alcohol al lado de la mesita de noche, porque lo primero que yo hacía cuando me levantaba era beber alcohol. Soy un testimonio vivo y creo que es mi deber dar a conocer a la gente mi cambio. Que vean que sí se puede lograr dejar los vicios si se tiene fe”,

Después de pedirle en reiteradas ocasiones a Dios que hiciera un milagro en su vida. Alex Bueno contó que un día se despertó y no le llamó la atención su botella de alcohol, y pasó el día completo sin sentir deseo de beber hasta el día hoy.

+ El Mayimbe Villalona

Fernando Villalona es otro testimonio vivo de haber sobrevivido al torbellino de las drogas y el alcohol. La historia del Mayimbe es una de las más conocidas, ya que siempre se ha mostrado de ejemplo para que otros tengan la esperanza de saber que puede liberarse de los vicios.

Hace muchos años que el artista dominicano exhibe una vida sana y alejado de los vicios. Ahora se encuentra en un régimen para perder peso y mostrarse una vez más como un vencedor.

Compartir en: