Cano Estremera Adiós al dueño del soneo

Cano Estreme­ra cargó con el mote de “El dueño del so­neo”, pues en sus shows solía “sonear”, o sea, improvisar en indiscu­tible manera. Una imagen que se quedará paa siempre entre sus seguidores que la­mentan su muerte, ocurrida ayer por complicaciones de salud. Tenía 62 años.

Incluso, Estremera com­pitió en varios eventos dedi­cados al “soneo”, llamados “Duelos al anochecer” con­tra otros salseros, como los puertorriqueños Domingo Quiñones, Lalo Rodríguez y el dominicano Jose Alberto “El Canario”.

Carlos Estremera co­menzó a sobresalir cuando se unió a la Orquesta Mu­lenze 76, quienes tenían contrato exclusivo con la disquera Fania. Luego, en el 1978, Estremera conoció al músico y productor puer­ torriqueño Bobby Valentín, conocido como “El rey del bajo”, quien le invitó a unir­se a su agrupación.

El primer tema que gra­bó para la orquesta de Va­lentín fue “La boda de ella” y con quien Estremera grabó seis discos, incluyendo dos como solista. Luego vinie­ron otros éxitos como “Vier­nes social”, “El toro”, “El cai­mán” o “Ámame en cámara lenta”.

EN 1984

Solista.

A finales de 1984, de­cidió desligarse de la or­questa para fundar, un año más tarde, su propia agrupación.

Compartir en: